Blog

Alimentación saludable

Hoy en día, somos más conscientes de que mantener un régimen sano es fundamental para gozar de una vida saludable y así sentirnos con mayor vitalidad realizando nuestras actividades diarias. Además, los nutrientes que aportan los alimentos son compuestos indispensables para el crecimiento y reparación de los órganos y tejidos del cuerpo, asimismo logran mantener el correcto funcionamiento del sistema inmune.

Para obtener los beneficios mencionados, ten en cuenta que tu alimentación debe ser:

  • Completa: tiene que contener todos los nutrientes que requiere tu organismo, los cuales son proteínas, frutas, verduras, granos y productos lácteos.
  • Equilibrada: debes consumir las cantidades apropiadas de cada alimento acorde a tus necesidades, de manera balanceada y con moderación.
  • Suficiente: los nutrientes deben cubrir las necesidades, de acuerdo al grupo de edad y características de cada individuo. De esta manera, mantendrás tu peso dentro de los rangos normales y, en el caso de los niños, lograr su crecimiento y desarrollo correcto.
  • Variada: la combinación de los distintos alimentos de cada grupo te aportará las vitaminas y minerales que tu organismo necesita.
  • Adaptable: a la edad, sexo, talla, gustos y actividades que realiza cada persona.

A menudo, pensamos que llevar esta rutina es complicado y ponemos un sinfín de excusas por las que no nos alimentamos conscientemente con lo que nuestro cuerpo necesita, pero, si cambiamos pequeñas cosas en nuestro día a día, podremos notar grandes resultados a corto y largo plazo.

Para ayudarlos a cambiar el chip de que comer sano es complicado, les dejamos unos tips para cocinar más sano:

  • Elige preparaciones al vapor, horno y guisos, en lugar de frituras.
  • Cambia los cubitos llenos de sabor o sazonadores artificiales por especias y hierbas para los aderezos.
  • Endulza tus preparaciones con miel, ya que es menos procesada y tiene mayor valor nutricional, de esta manera podrás eliminar el azúcar rubia.
  • En vez de beber gaseosas, las cuales son pura azúcar, opta por agua natural, también puedes agregarle frutas, menta o hierba buena para que tengan un sabor más agradable.
  • Utiliza ollas y sartenes antiadherentes para poder usar menos aceite.